23/05/2019

Estrena verano ¡y estrena protector solar!

Si piensas que los protectores solares sirven eternamente, o que puedes aprovechar ese bote que te sobró del año pasado, ¡alto! ¡No lo utilices! Te informamos que tu adorado protector solar, que te ha protegido tan bien el año pasado, ¡quizás está caducado! Lee atentamente para saber si puedes seguir utilizándolo, ¡ya que el objetivo es que te proteja correctamente!

¿Los protectores solares caducan?

Sí. Al igual que otros productos cosméticos, los protectores solares van perdiendo su eficacia con el tiempo. Al estar expuestos a cambios de temperatura, al oxígeno, o a condiciones ambientales extremas (al sol en la playa, en la bodega de un avión, altas temperaturas dentro del coche, etc.) pueden ver alterado su aspecto, color, textura y olor, y además van perdiendo efectividad.

Si tu crema solar pierde eficacia no te protegerá del sol como debería y eso puede significar un riesgo para tu salud.

¿Y cómo sé por cuánto tiempo puedo utilizarlo?

Todos los productos cosméticos llevan un sello llamado PAO (Period After Opening). Es el símbolo de un tarro de crema con la tapa abierta y un número en su interior. Ese número indica la cantidad de meses que podrás utilizar el producto una vez abierto, garantizando quese encuentra en buen estado.

Cuando un producto se abre queda expuesto a diferentes agentes que alteran su composición, por eso es importante que tengas en cuenta la primera vez que utilices cualquier producto cosmético, para calcular el período en el que sus ingredientes permanecen activos y en condiciones óptimas.

¿Cómo debo conservar mi protector solar?

Para conservar tu protector solar en buenas condiciones y asegurarte su máxima eficacia, sigue estos simples pasos:

  • Protégelo del sol. Lo ideal es aplicártelo antes de salir de casa, y dejarlo allí. Pero si sabes que tendrás que repetir la aplicación, intenta guardarlo en tu bolso y mantenerlo a la sombra.
  • Evita los constantes cambios de temperatura. Es la mejor forma de mantener todos sus componentes estables.
  • Consérvalo bien. Procura guardarlo siempre en un lugar fresco y seco.

Ahora ya lo sabes, no es recomendable aprovechar fotoprotectores abiertos de un año para el otro: debes asegurarte de que llevan menos de 12 meses abiertos y, cuando cumplan el año, descartárlos. Cuidar tu piel también es asegurarte de que los productos que utilizas están en óptimas condiciones. ¡Hora de renovar tu crema solar!

Artículos relacionados

Elige la mejor protección facial para ti

¡Leer más!

¡Todo lo que deberías saber antes de tomar el sol!

¡Leer más!

INVENCIBLE CON AGE SUN RESIST, EL PROTECTOR SOLAR FACIAL MULTIACCIÓN DE ANNE MÖLLER

¡Leer más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto el aviso legal y la política de privacidad