02/06/2016

Te recordamos las 8 claves para broncear tu piel sin riesgos

Ahora que contamos las horas para que llegue la gran estación del sol y las vacaciones, es momento de comenzar la “operación verano”; empezar a preparar nuestra piel para los rayos UVA. Si “entrenas” bien tu piel, evitarás manchas, rojeces y el envejecimiento prematuro de la piel. ¡Toma nota!

post 402_imagen 1_8 claves para broncear tu piel sin riesgos

1. Tómatelo con calma

Al principio, las primeras exposiciones al sol deben ser reducidas, en dosis de 10, 15 y 20 minutos por jornada. Deja que tu piel se vaya acostumbrando poco a poco a los rayos solares.

2. Evita tomar el sol durante las horas del mediodía

Sobre todo entre las 11 y las 16 horas, son las más peligrosas, ya que las nubes no filtran la mayoría de los rayos.

3. Adapta tu protección solar facial a tu tipo de piel

Cada tipo de piel necesita una protección específica, encuentra la que mejor se adapta a tu piel haciendo clic aquí.

4. Aplica tu protección solar con antelación

La acción protectora se inicia a los 30 minutos de la aplicación.

5. Renueva la aplicación periódicamente

Cada dos horas pero, sobre todo, después del baño o de una excesiva sudoración.

6. Cuida las zonas sensibles

Las zonas más frágiles de nuestro cuerpo son el rostro, nariz, cicatrices, tatuajes… Debes protegerlas con protección máxima SPF50⁺.

Nuestra recomendación: Aquasol ADN roll-on solaire zones frágiles SPF50⁺. La forma más fácil y práctica de aplicar y reaplicar tu protección, gracias a su formato roll-on, su textura ultra-ligera y su rápida absorción.

7. Hidrata tu piel tras exponerla al sol.

Una buena hidratación será tu mejor aliada para reconfortar tu piel y alargar el bronceado.

Nuestra recomendación:
Gen-sensactive après-soleil, bálsamo reconfortante cara y cuerpo. Su acción hidratante y reparadora, ayuda a restaurar el equilibrio hidrolipídico de la piel y a aliviar al instante el enrojecimiento.
Express after sun. Emulsión corporal que prolonga y acentúa el bronceado, consiguiendo un tono más luminoso y homogéneo.

8. Protección progresiva.

En tus primeras exposiciones solares, utiliza un factor de protección alto (SPF50 o SPF30). A medida que tu piel vaya acostumbrándose a los rayos solares, puedes ir disminuyendo el SPF.

¡Sigue estos consejos y estarás lista para disfrutar del sol!

Artículos relacionados

Sundurance, filtros 6 horas resistentes frente al sol

¡Leer más!

NUEVO DNA SUN RESIST: Triple acción para disfrutar del sol a pleno

¡Leer más!

Propósitos beauty para 2014

¡Leer más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto el aviso legal y la política de privacidad